Encontrar una rutina de cuidado de la piel para balancear y nivelar la excesiva producción de sebo y grasa puede ser confuso entre tantas marcas, ingredientes y que todas te dicen que prometen que aplicando un sólo producto, tu piel en 24 horas se convertirá en una normal. No hay nada de verdad en lo anterior.

Una piel tiene más producción se grasa/sebo por diversos factores.

1. Genética.

La piel grasa está relacionada con una disposición hereditaria a producir en exceso la hormona dihidrotestosterona (DHT), lo que provoca un exceso de producción de sebo en la piel. Necesitamos sebo, la sustancia aceitosa y cerosa que lubrica la piel, para mantener intacta nuestra barrera de humedad, pero la sobreproducción puede volverse problemática. El exceso de grasa hace que los poros se agranden (a medida que se estiran para contener la cantidad de grasa generada) y cuando queda atrapada, la grasa puede combinarse con las células muertas de la piel y las bacterias en la superficie de la piel para causar brotes.

Aún que la genética no la podemos cambiar, mediante el cambio de tus hábitos de vida puedes darle un giro completamente diferente. 

2. Factor Hormonal

No sólo será un factor determinante para la calidad de tu piel durante la pubertad. Durante el embarazo, la menopausia o la menstruación, las fluctuaciones hormonales pueden favorecer el exceso de grasa y los brotes. Los andrógenos son las hormonas principalmente responsables de la producción de aceite y, a veces, pueden fluctuar, estimulando un aumento en la producción de sebo. Esto sucede a menudo durante la pubertad, justo antes de la menstruación, durante el embarazo y durante la menopausia. Pero también puede haber fluctuaciones hormonales por estilo de vida, estrés, malos hábitos alimenticios, ciertos medicamentos, uso de terapia hormonal, anticonceptivos y un gran etc.

3. Clima

Otro factor que también desencadena producción excesiva de grasa es el clima, los meses de verano, el calor y la humedad pueden provocar un aumento en la producción de sebo. 

Uso de productos e ingredientes inadecuados

A veces, el tener brotes, irritación, excesiva producción de grasa es por el uso de productos para el cuidado de la piel inadecuados. La gran diferencia son las fórmulas y los ingredientes. Evita aceites esenciales que están en muchísimas marcas no le hacen bien a tu excesiva producción de grasa, omite ingredientes comedogénicos, usa fórmulas que sean especialistas en ingredientes para piel grasa.